Truman Capote y sus secuaces

blog1 (3)

El género No Ficción tiene un antes y un después desde Truman Capote. Inspirados en él y su gran “A sangre fría” seleccionamos minuciosas investigaciones y retratos espeluznantes de lo que el hombre es capaz.

¡Buena Lectura!

Medianoche en el jardín del bien y del mal

librandaimg_9788439730286

Savannah, la vieja ciudad sureña del añejo esplendor georgiano, es la verdadera protagonista de esta espléndida novela de misterio. ¿Libro de viajes o novela de misterio? Quizás ambas cosas a la vez, pues la protagonista, vieja dama que conserva aún la singular belleza de su decadencia, es una geografía que explorar y un ente vivo cuya placidez puede tornarse tragedia.  Sus viejas mansiones, como ahogadas en un bosque de magnolios, dan ese toque de Edén en el que no puede faltar el diablo. Porque también en Savannah hay, parafraseando a Brassens, «hermosos asesinatos».

Lo quiero leer


El crimen de la calle Aramberri

extast103394_81ff50bf12bf87b935d17efb6108e3a926668304_cover

Monterrey, 1933. Cuatro hombres entran en la madrugada al domicilio ubicado en la calle de Aramberri 1026, con la intención de cometer un robo pero terminan asesinando con lujo de violencia a las mujeres que ahí habitan. Del resultado de este homicidio se generará una de las historias más apasionantes, violentas y tristes que ha conmocionado a la ciudad de Monterrey. Esta novela, narrada con detalle y con una pulcritud que eriza la piel, es un retrato frío de una época y una sociedad mexicana. Hugo Valdés novela uno de los sucesos sangrientos más famosos del Norte al tiempo que nos esclarece la visión depredadora del hombre cuando decide matar.

Lo quiero leer


El proyecto Williamson

librandaimg_9788466332187

La primera obra de no ficción de Grisham es un escalofriante thriller legal, basado en hechos reales. Narra la historia de un hombre que creyó haberlo perdido todo… Incluso antes de conocer el infierno. Ron Williamson era una joven promesa del béisbol pero una  lesión puso fin a su carrera y regresar a casa de su madre. En 1982 aparece el cuerpo de Debra Sue Carter, conocida de Ron, brutalmente violada y asesinada. Unas pruebas insustanciales bastan para llevarle al corredor de la muerte. Víctima de un proceso judicial tan torpe como injusto, solo haría falta una prueba de ADN para demostrar su inocencia… Para su desgracia, la ciencia tardaría unos años en estar de su lado.

Lo quiero leer


Capítulo final. El homicidio de Mónica Spear

PORTADA5A

María Isoliett Iglesias llama a las cosas por su nombre y no le tiembla el pulso para adentrarse de lleno en la noticia, por dura que esta pueda resultar. Ahora, se arriesga con la delicada historia del asesinato de la actriz y reina de belleza, Mónica Spear, y de su pareja. Una muerte que conmocionó a todo un país, que recibía el nuevo año entre lágrimas, y que volvía a corroborar la gravedad del flagelo de la inseguridad nacional.

Lo quiero leer


El monstruo de Florencia

9788401339240.jpg

El caso del Monstruo de Florencia es uno de los más sorprendentes e inquietantes del siglo XX. Durante diez años, un asesino en serie sembró el pánico en la capital de la Toscana. Dejó una estela de catorce cadáveres, desató una investigación criminal larga, costosa, que arruinó la vida de mucha gente y todavía no ha sido descubierto. Con la maestría del escritor y el rigor del periodista, Douglas Preston y Mario Spezi nos sumergen en esta historia que ambos conocen a fondo y en la que ellos mismos de repente, mientras seguían una pista, tal vez la definitiva, pasaron de ser los investigadores a convertirse en los protagonistas.

Lo quiero leer


El clan Puccio

librandaimg_9789504946878

El clan Puccio relata la historia de una familia de San Isidro que conmovió a la Argentina durante los años 80 con una serie de secuestros extorsivos y asesinatos. ¿El lugar de cautiverio? El sótano de la casa de la familia Puccio, en la coqueta zona norte. ¿Los integrantes de la banda? Arquímedes y un grupo de conocidos y amigos cercanos. Además, sus hijos Daniel y Alejandro –jugador de rugby  Los Pumas– fueron encontrados culpables. Su esposa Epifanía y su hija Silvia, sospechadas de ser complices, no llegaron a ser procesadas. Los hijos menores, fueron los únicos sobre los que no recayó ningún tipo de acusación penal. Una profunda investigación y una escritura notable son los ingredientes más poderosos de un gran libro sobre un caso electrizante.

Lo quiero leer


 Conoce más historias aquí