Empezar a correr ¿cómo, cuándo y para qué?

Maratones de 3 a 42 km, entrenamientos extremos, carreras de montaña, por la ciudad, cinta en el gimnasio, equipos carísimos, beneficios incomparables, técnicas antiguas y última tecnología. Parece que cualquiera no solo puede sino que debe convertirse a la religión del running. Pero ¿vale la pena? Averígualo tú mismo.

1.Cualquiera puede arrancar

No necesitas de nada ni de nadie, solo necesitas empezar a correr. Arranca con cuidado, lee recomendaciones, pero puedes hacerlo ahora mismo. Al poco tiempo verás los progresos.

2.¿El deporte de la crisis?

Es más barato y simple que otros. Lo indispensable para correr es básico: pantalón, camiseta y, sobre todo, zapatillas. No hace falta un instructor, ni un club, ni siquiera un pase de gimnasio (aunque nosotros te recomendamos una buena lista de música).

3.¡Olvídate de la dieta!

Correr consume tal cantidad de calorías que exige una buena alimentación. Podrás comer mucho más de lo que crees. Además, aumenta las endorfinas, así que incluso combate el mal humor que causan las dietas.

4.Es la última moda

Salir a correr no es de freaks, es súper cool. Hay programas de tv, fiestas, revistas, listas de spotify y muchas maneras de conectar. Dicen que en algunos parques es más fácil ligar que en un boliche. Todo depende de cuáles sean tus objetivos 😉

5.No hay excusas

Todo lo que quieres saber sobre el running está en esta selección de libros. Eres un fanático de la lectura? Conviértete en un fanático del running.

Consejos prácticos sobre preparación mental, entrenamiento, alimentación, equipo e indumentaria, motivación y superación de obstáculos, anécdotas y experiencias, cómo combatir lesiones y los valores del corredor.